Cada cara tiene su particularidad, el corte de pelo correcto puede valorar, resaltar las mejores características y alargar la silueta, de la misma forma un corte mal hecho puede traer resultados estéticos malos y destacar imperfecciones. Las pollinas son un cambio sutil que pueden hacer toda la diferencia en el aspecto, pero se debe observar su tipo de pelo y formato de la cara para que se combinen con usted y realcen aún más su belleza, por eso en el post de hoy traemos consejos para inspirar su próxima visita al salón.

Pollina recta completa

Este tipo de pollina, marca registrada de la actriz Zooey Deschanel, se caracteriza por pelos largos y voluminosos que casi cubren los ojos y recuerdan la década del 60. Puede traer jovialidad o dejar el visual muy infantil, dependiendo del estilo de la persona. Ideal para mujeres con el rostro Oval. Puede acentuar las marcas de expresión, por la sombra que forma en la cara y evidenciar el formato redondo del rostro de algunas mujeres.

Pollina sobre la ceja

También llamadas “baby bangs” pueden dar un toque audaz y alternativo al visual y enmarcar la cara. Excelente apuesta para quien tiene la cara cuadrada o redondeada. Alarga la silueta por dejar parte de la frente a la descubierta. Debe ser evitada por mechones muy voluminosos.

Pollina cortina

Esta pollina es la más democrática y no pide mucho mantenimiento. Se caracteriza por el formato irregular que comienza más pequeño y va siendo más grande en el contorno de la cara. Puede ser usada por mujeres con el rostro fino o frente grande, ya que la irregularidad de los pelos deja el formato facial más armónico y menos alargado.

Pollina asimétrica

Definida por tener un lado más pequeño, mientras que el otro es un poco mayor, deja el visual romántico, pero moderno. Excelente para la mayoría de los formatos de rostro, principalmente los ovales o cuadrados. Es versátil por permitir “esconder” la pollina cambiando el pelo a un lado.

Pollina rizada

Quién tiene pelo rizado puede usar pollina, sí! El visual recuerda a la década de los 80 y está en alza. El corte puede ayudar a disfrazar detalles como líneas de expresión o cejas pequeñas, además de acentuar las marcas de la cara y los ojos.